domingo, 11 de diciembre de 2011

0

Novela "Alguien a quien amar" - Capítulo: Siete

Dejé el ordenador en la cama y me fui a la habitación de mis padres. Seguían durmiendo, bien. Fui a la cocina a preparar el desayuno. Yo comí unos cereales con leche y a mis padres les preparé tostadas con mermelada y tostadas con jamón y queso. También les preparé un café a cada uno. Lo puse todo en una bandeja y me lo llevé a su habitación. Dejé la bandeja en una mesilla y abrí un poco la ventana para que entrara claridad.

Desperté a mis padres con un beso en la mejilla a cada uno. (Yo)- Buenos días, papá. Buenos días mamá -. (Mamá y Papá):- Buenos días cariño -. (Yo)- Os he preparado unas tostadas y café. Espero que os guste -. (Mamá):- Qué detalle, muchas gracias hija -. (Yo)- Esto, mamá... Esta mañana he salido a pasear y me he encontrado a... a Justin Bieber -. (Mamá):- ¡Qué bien cariño! ¿Y que tal, es majo? -. (Yo)- Sí, mucho y también muy guapo en persona. Y lo mejor, es que me ha regalado unas entradas V.I.P para su concierto mañana aquí. Me ha dicho que me las quedara sí o sí -. Mi madre casi se atraganta de la sorpresa, mientras que mi padre seguía sin enterarse de nada. (Mamá):- ¿Enserio? Que dulce. Y claro que te voy a dejar ir, no hace falta que me lo preguntes -. Y me sonrió. (Yo):- Muchas gracias mamá, ¿quieres venir conmigo? -. (Mamá):- Claro que sí cariño, iré encantada -.* Me fui con una gran sonrisa a mi cuarto. De lejos, escuchaba cómo mi madre le explicaba a mi padre todo lo que había pasado con aquel chico, y quién era él. 

Entré en mi habitación y me senté en la cama. Había otro DM en Twitter, también suyo. Todo esto era demasiado, era lo mejor que me había pasado. Miré ese último mensaje, ponía: “Ha ha ha, no tienes por qué tenerme miedo, yo no muerdo. Gracias por ser belieber, y que sepas que siempre puedes hablar conmigo cuándo quieras que siempre responderé a tus mensajes. Espero no equivocarme contigo, no le cuentes a nadie esto, será nuestro secreto. Besos Mïa.”

Nuestro secreto. Sólo lo sabemos él y yo. Esto de los mensajes era alucinante. Amaba a Twitter, amaba a Justin. Me recorrió la columna un escalofrío. Sentía mariposas en el estómago. Sentía cómo si flotara. Sentía estar en otro mundo. Me pellizqué el brazo, pero no era un sueño. ¿Eran esos los síntomas de empezar a enamorarse de alguien? ¿Eran los síntomas de sentir algo por alguien? Lo pensé bien. Sí, estaba enamorándome. Pero me gustaba de verdad, me gustaba mucho. No paré de pensar toda la mañana en él, en los mensajes y en imaginarme un futuro feliz para mí.


Gracias. Comentad, ¿no? :)

No hay comentarios :

¿Y tú qué opinas?

¡Comenta!