miércoles, 21 de diciembre de 2011

2

Novela: "Un complejo error o una simple equivocación" - Capítulo Uno

Llegué a la parada del autobús y me apoyé en la barandilla mientras iba cambiando de canción. Estaba tan distraída que se me escapó el bus, las cosas no podían ir peor. Decidí por ir caminando hasta la próxima parada, no me quedaba lejos y así hacía un poco de tiempo hasta que llegara el próximo. Cuándo me quise dar cuenta, una moto me seguía paralelamente por la carretera. Al girarme a verla, el chico que iba montado me saludó y se sacó el casco: era Jason. Me fui acercando a la vez que él se removía el cabello con el objetivo de peinarse un poco, pero la verdad es que eso me daba igual. Jason era mi mejor amigo en el colegio y hacía unos dos años que no lo veía, y no había cambiado nada. Bueno sí, la altura y eso, pero tenía la misma cara con quince años que ahora con diecisiete, por decirlo así. Y nos conocíamos porque él repitió curso, en ese entonces él tenía catorce y yo trece, y a pesar de que todas en mi clase estaban coladas por Jason, yo nunca lo había visto de otra manera que no fuese como mi amigo, y sigo pensando lo mismo.
—¡Cuánto tiempo, Emma! ¿Qué tal pequeña? ¿Te siguen castigando en los recreos?— dijo mientras no paraba de reírse.
—Yo estoy perfectamente, que lo sepas- dije alzando una ceja —y para tu información, no, ya no me castigan. Aparte, el culpable de quedarme en los recreos eras tú.
—¡Encima! No has cambiado nada “Eme”.
—Tú tampoco, Jason- susurré mientras le abracé fuerte. Le echaba de menos, era muy importante para mí; creo que era el único amigo que tenía aparte de Sophie.
—¿Y a ti qué tal te va, Jay?— pregunté.
—Bien. Me saqué la licencia de moto y de coche cuando cumplí los dieciséis. Y ahora me he planteado sacarme una carrera en biología.
—¿Tú, estudiando? Prométeme que lo dices enserio.— le solté mientras se me escapaba la risa floja.
—Te lo prometo— consiguió decir entre carcajadas —¿tú ya sabes lo que quieres ser en la vida?— me preguntó desafiante dándome con el codo en el brazo.
—Pues sí— dije mientras le hacía burla —quiero ser traductora.
—Eso está realmente bien, Srta. Francis.
—¡No me llames así, sabes que lo odio!
—Por eso lo digo- dijo riéndose.
Seguimos hablando hasta que miré la hora de mi reloj: ya eran las seis y aun no estaba en casa.
—Lo siento Jason, debo irme volando- dije histérica.
—Tranquila, te llevo si quieres.
No me lo pensé dos veces y subí a la moto. Jason me acercó su casco y claro, él se quedó sin ponerse nada. Todo fue tan rápido que, no me dio tiempo ni a reprocharle nada. Me agarré lo más fuerte que pude a él, ya que llevaba una chaqueta de cuero que hacía que se me resbalasen las manos por ella. No sé a qué velocidad íbamos y tampoco quería saberlo, lo único que sé es que íbamos esquivando y adelantando coches. Cuando llegamos al portal de mi casa, yo seguía agarrándome fuertemente a su cuerpo. A los pocos segundos me di cuenta de que Jason se estaba riendo de mí por seguir agarrada de la manera en la que estaba, y me solté rápido mientras bajé de la moto. Él le puso el caballete y me ayudó a quitarme el casco, ya que yo no podía desabrochar el cierre.


Gracias por leer y, comentad. Tampoco olvidéis suscribiros y leer el "Prefacio" de esta novela antes que el primer capítulo :)

2 comentarios :

  1. Tía, me encanta! Bueno, en verdad, me encanta todo lo que escribes, pero bueeeeeeeno. JAJAJAJAJAJ, siguiente:)

    ResponderEliminar
  2. Això promet! megussssssssta :3 t'estimo.
    PD: tens un do per escriure. Ahí te lo dejo ;)

    ResponderEliminar

¡Comenta!