miércoles, 8 de febrero de 2012

2

Novela: "Un complejo error o una simple equivocación" - Capítulo Nueve

Aparcó la moto delante del portal. Me quité el casco y miré mi reloj: las siete menos cuarto. Habíamos llegado bastante pronto y decidí quedarme a hablar un rato. Me senté en la moto, delante, pero dándole la espalda al manillar. Él se sentó de cara a mí, en el asiento del copiloto. Nos quedamos hablando hasta que oscureció bastante y decidí que ya era la hora de entrar en casa. 
—Creo que me voy ya— dije mirando mi puerta.
—Vale— dijo y se bajó antes que yo y se quedó a un lado de la moto, de pie. Pasé mi pierna izquierda por encima de la moto y la junté con la derecha quedando así, delante de él. Se sacó el gorro y me lo puso. Volvió a estirar de las trenzas y las mantuvo cogidas. Por más que quisiera, no podía apartar el gorro de los ojos. De repente noté su aliento en mi mejilla. Se fue acercando a mi oreja y me susurró:
—Nunca había sentido esto antes. Pensaba que todo seguiría igual hasta que te volví a ver. Ahora te preguntarás que, a que me refiero,— dije que sí con la cabeza —pues que me gustas, Emma.
Calló durante unos segundos. Palpé con mi mano su brazo, hasta encontrar su pecho. Su corazón latía fuerte, como el mío. Nunca me lo había imaginado de esta manera, quizás sí que sentía algo por él, pero me quedé paralizada. Notaba como mi respiración se entrecortaba. Noté que soltó las trenzas del gorro y entonces me lo aparté de los ojos. Jason tenía la mirada fija en el suelo.
—Jason... Creo que...— no encontraba las palabras, todo mi vocabulario se había reducido a la nada. Le estiré de la cazadora hacia mí y cerré los ojos con fuerza. Le besé. Se apartó un poco y me miró. Me levantó de la moto y me cogió en volandas sin dejar de mirarme. Me tuve que coger a su cuello con mis brazos y a su cintura con mis piernas. Acercó sus labios a mí y nos fundimos en un largo beso.
No sé cuánto duró ese beso ni me importaba. Nos separamos y nos miramos a los ojos. Sonreímos. Él me bajó al suelo, Nunca me había fijado en que me sacaba una cabeza en altura. Las piernas me temblaban y las mejillas me ardían.
—Creo que ahora sí que me voy— dije mirando al suelo, un poco avergonzada.
—De acuerdo— dijo acercándose. Le abracé y pude escuchar su corazón, ya más relajado. Sonreí y le miré. Me besó en la frente y se fue alejando hacia su moto. Esperé en las escaleras hasta que se puso el casco y se montó en la moto. Me miró y le mandé un beso soplando con la mano. Vi que se alejaba y me giré pero, nada más hacerlo, oí rugir la moto más que nunca. Me volví hacia la carretera y vi que había soltado el manillar aun así con la moto en marcha y rodando, para hacer un corazón con las manos por encima de su cabeza, de espaldas a mí. Acabé de subir las escaleras y antes de girar la llave cerré los ojos y respiré hondo. Abrí la puerta y entré. Dejé el gorro y la chaqueta en el perchero y me miré al espejo, me sentía completa. En ese momento era plenamente feliz, aunque nunca me hubiese imaginado que él, Jason, me haría sentirme de esta manera.




Comentad aquí abajo y suscribiros. :)

2 comentarios :

  1. Pues que me encanta y que espero el siguiente capítulo. ¿ Que habrá en la carta ?

    ResponderEliminar
  2. Ai que es de Jason, ai que me muero, ai que me lo como kjdfrbgjsdgyjdgy, que sea de Jason por favor. JAJAJAJAJA. Me encanta como siempre, siguiente!

    ResponderEliminar

¡Comenta!